fbpx
  619081707          info@fatimaangulo.com

Blog

10 Años de Fátima Angulo

Casi por arte de magia (supongo que así ocurren las cosas maravillosas) mi pasión por la costura se convirtió en una forma de poder ganarme la vida. Recuerdo que hasta el nacimiento de Fátima Angulo, apenas había diseñado y cosido algo de ropa para mí y alguna persona cercana. Pero a pesar de mi inexperiencia sentí la llamada de que ese debía ser mi camino, costara lo que costase, tenía que ponerme a ello, aprender y evolucionar. El pasado mes de Septiembre se cumplieron 10 años de mi sí a la moda. Me gustaría repasar contigo esta etapa, ¿me lees?

Como en todo comienzo mis nociones en cuanto a patronaje y confección eran escasas, pero en contraposición se me daba muy bien analizar el comportamiento de los tejidos, hacer moulage con el maniquí, diseñar siluetas, identificar puntos débiles y fuertes de la figura… Así que el primer vestido que firmé fue un satén de raso blanco moldeado en un busto de mujer: mi primer vestido de novia.

Mi primer vestido de novia

La primera etapa de mi firma se centró en adquirir urgentemente conocimientos de costura y mucho feedback de las clientas, que me hacían sólo encargos a medida. De estos años tengo recuerdos maravillosos, vestidos imborrables que me enseñaron mucho y también horas infinitas intentando mejorar mil detalles. Fueron varias las señoras que confiaron en mí para las bodas de sus hijos, otras que me eligieron para sus vestidos de novia, también para vestir pajes, damas, invitadas… Y curiosamente (si hay algo que me guste) esta etapa también me permitió confeccionar mi primera bata de cola, por encargo, rosa y beige.

Mi primera bata de cola

Tras un sufrido comienzo (mucho que aprender a máxima velocidad) por 2014 se cruzó en mi camino la posibilidad de diseñar una colección para invitada. Me costó decidirme, mucho, la verdad. Después de plantearme no sin dificultad, qué podría yo ofrecer distinto a lo que hacía, empecé a practicar con tejidos que tenía por el taller. Y como os he dicho al comienzo, casi por arte de magia salió de mis manos el Look Bibrambla, mi primera propuesta para invitadas, con nombre de plaza granaína.

Look Bibrambla

Otra de mis predilecciones son los tejidos ornamentales, me encantan los dibujos que recuerdan a épocas renacentistas, con mucha armonía y elegancia, pero siempre manteniendo un toque de frescura. Bajo mi punto de vista representan a la perfección a la mujer mediterránea, italiana, española o árabe, pero todas bajo el sol y el reflejo de un mismo mar. Y aunque tardó un poco más en ver la luz, el modelo Pasiegas, hijo de Bibrambla, atestigua todo lo que os acabo de decir.

Detalles de bolsillo

Viendo el éxito de este diseño no me quedó otra que ponerme las pilas y empezar a ofreceros más variedad de prendas, pensadas para resaltar la figura femenina, con un toque de distinción. Os lo aviso: mis invitadas nunca pasan desapercibidas. Y así surgieron modelos como el vestido Albaycin, la falda Arrayanes o Puentezuelas y el vestido Julia. De este último a veces me habéis dicho que os recuerda al vestido rojo del anuncio del perfume de Carolina Herrera, lamento deciros que cuando yo creé ese modelo el anuncio aún no existía. En realidad era una versión del primer vestido Zacatin, pero en liso y largo y confeccionado en mi color favorito. Si me hubiera casado en aquella temporada, ese hubiera sido el vestido de mis damas de honor y os digo, que aunque no fueron las damas de honor de mi boda, sí que lo fueron las de algunas de vosotras. Por cierto, Julia es uno de mis nombres de mujer favoritos.

Vestido Julia

Ya sabéis que soy de Granada, y si hay algo sin lo que Granada no es Granada, es la Alhambra. Mi top Alhambra… qué sería de mis colecciones sin este must have… falda corta o larga, pomposa o sencillita, si con algo se acierta es con él. Hace tiempo perdí la cuenta de los armarios en los que hay uno colgado, también los países a los que lo hemos enviado, me ha dado tanta satisfacción… También dejé de preocuparme por las copias y las falsificaciones cutres que colonizan alguna tienda multimarca. Como el mío no son, no quedan igual, ni el mismo estilo, ni la misma clase.

Top Alhambra Lila

Después han ido llegando otras blusas emblemáticas, por ejemplo la Alminares que también es maravillosa y otro fondo de armario imprescindible para una invitada en época de amigas casaderas. También la Alixares es monísima, con su toque lencero, o la Cármenes. Y mis faldas… de vuelo de media capa o a tablas, pero imprescindibles por ejemplo como el modelo Otello.

Estos diez años han tenido algunos momentos inolvidables como os digo. He de mencionar el verano del 2018, unos meses que cambiaron toda mi vida. Salió a la luz el modelo Orquídea, otro gran favorito, recuerdo que sobre Mayo Junio más o menos, un modelo que se ha convertido en una pieza de continuidad con el que hasta os habéis casado… Hacéis cosas que se convierten en el máximo sueño de una modista reconvertida a diseñadora, por arte de vuestra magia (y mucho esfuerzo).

Vestido Orquídea Rojo

Ese verano trabajamos tanto y tan duro que mi chico y yo decidimos irnos en Agosto unos días a Cazorla a desconectar, eso sí, cargando con el móvil y el ordenador para poder seguir atendiendo vuestras peticiones. Entremedias “de casualidad” llegó a mí una pieza de fleco en color rosa empolvado, con la que no terminaba de tener claro lo que hacer, pero de esas noches que no puedes dormir bien, acabó tomando forma en mi cabeza. No se me olvida el día que mi mente lo vio hecho, de camino a Jaén, por eso recibió el nombre de Bailen, no imagino otra opción mejor para nombrarlo.

Look Bailen Rosa

Pasamos días agotadores corriendo de aquí para allá para poder entregaros a tiempo el look perfecto de plumeti y flecos rosas. Iba tan cansada que confundí mis indispensables siestas, pensaba que eran por agotamiento, cuando en realidad de Jaén nos volvimos embarazados.

Entre flecos, brocados y volantes se está criando Martina. Le gusta sentarse en mis piernas cuando coso (sí, se puede coser con un bebé en brazos), o subirse en la mesa de corte y gatear, o ver cómo planchamos y darle los paquetes al mensajero. Le gusta el taller de mami y coser vestidos, no os imagináis la ilusión con la que me lo dice y los saltos de alegría que da mi espíritu cuando lo oye.

Estos dos últimos años podría deciros que han sido los más complejos, una maternidad siendo autónoma, que compaginamos a la fuerza con un bicho malo y se nos puso la vida del revés. Pero a pesar de la dureza de 2020, 2021 ha vuelto a decirme que muchas de vosotras confiáis en mis diseños para vuestros días especiales, que estáis esperando ver mis nuevas colecciones para vuestros eventos de 2022 y que tenéis ganas de ropa bonita, hecha en España, con mucho cariño.



2 comments on 10 Años de Fátima Angulo

  1. Almudena dice:

    Puedo decir, gracias…por compartir tu experiencia, de manera tan bonita y natural…y gracias porque tuve la oportunidad de disfrutar de tu falda roja, espectacular, larga hasta los pies con su cinturilla ancha y sus botones de tela….impresionante, sigo enamorada de mi falda, tu diseño, de su preciosa tela y su color…💖…Feliz 10 cumple de tu firma y por muchos mas

    1. Fátima Angulo dice:

      Me alegro muchísimo de que mi falda roja ahora sea TU falda y deseo que la disfrutes siempre que puedas. ¡Gracias a ti siempre por confiar en mi marca!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Abrir chat
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?